Cubiertas ajardinadas

Las cubiertas ajardinadas presentan ventajas medioambientales, económicas y estéticas:

  • Rendimiento térmico: por el hecho de que la vegetación intercepta la luz solar, en verano se siente menos calor en el interior del edificio; en invierno se consigue mantener la temperatura interna porque la capa de tierra y la vegetación sirven como aislante.
  • Rendimiento acústico: el suelo tiende a bloquear sonidos de baja frecuencia mientras que las plantas tienden a bloquear las de alta frecuencia; así también aumenta el confort en el interior del edificio.
  • Economía a largo plazo: teniendo menos variaciones de temperatura en el interior del edificio, los gastos en climatización serán menores.
  • Solución ecológica: contribuye a la renovación del aire, disminuyendo el nivel de dióxido de carbono y aumentando el de oxígeno. Evita el calentamiento de la cubierta, y por tanto el efecto de Isla de Calor Urbana.
  • La estética del propio edificio es diferente.

Si lo prefiere, envíenos este formulario de contacto:

Texto RGPD para os formulários

Destacas